Skip to content

Cosas de casa II

18 mayo 2009

Una casa. Canon EOS 400D, 1/125, f/5.6, 55 mm, ISO 200

Al ver la entrada de Jesu (Experiencia) me he acordado de que tenía una serie que había olvidado.

Una casa. Canon EOS 400D, 1/125, f/5.6, 48 mm, ISO 200


Una casa. Canon EOS 400D, 1/125, f/5.6, 55 mm, ISO 200

VER TAMBIÉN Cosas de casa I

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. 18 mayo 2009 19:33

    Son unas manos preciosas las de esa mujer.
    Transmiten que sabe seguro donde dará la próxima puntada. Transmiten experiencia.
    Me gustan mucho, Sara :)

  2. 18 mayo 2009 20:44

    Quietud y un punto de melancolía, además de experiencia, es loq ue veo en estas fotos. Mi preferida es la tercera :D

  3. 18 mayo 2009 21:33

    A mí me gusta sobre todo la primera, con ese detalle de la uña como arrugada (me recuerda a las de mi madre, que las tiene así también) y esa “dama” en la aguja. Eso es lo que parecen, las manos de una dama (y seguro que así es). :)

  4. Fernan López permalink
    18 mayo 2009 22:58

    Excelentes detalles Sara, pero… ¿qué tipo de luz has usado? Una lámpara, el flash directo, rebotado…

  5. Sara Domínguez permalink
    19 mayo 2009 12:50

    Muchas gracias a los cuatro :)
    Fernan, fue antes de comprar el objetivo bueno y usé un flash directo, por eso tienen ese brillo jejeje No soy nada partidaria del flash, pero en blanco y negro no me disgusta.

  6. 19 mayo 2009 15:36

    Yo prefiero no usarlo si no es estrictamente necesario. Y si tengo que usarlo, siempre depende de en qué condiciones. Para mí, saber usar el flash es una asignatura que quiero aprender cuanto antes. Puedes lograr muy buenos resultados si sabes cómo usarlo (sobre todo de día y con fotos en color).

  7. 19 mayo 2009 17:34

    Me gusta mucho la primera, me recuerda a mi época de repasarme las rastas. Y también me encanta la forma de las uñas.

    Pero coincido con Jesu: no me gusta nada el flash, quizá porque no sé usarlo. Estuve hablando de ello con Fernan, e igual es que no sé usarlo. Lo que no me gusta es el flash directo, pero me resignaré a usar el rebotado. Algún día.

  8. Sara Domínguez permalink
    19 mayo 2009 19:43

    Pues creo que es la asignatura pendiente de todos. Desde que me compré el 50 mm con apertura 1.4 soy más feliz y no lo uso casi nunca. No me gusta la frialdad que el flash le da a las fotos, sobre todo en color. Así que habrá que aprender, estoy totalmente de acuerdo :)

  9. 21 mayo 2009 2:41

    Bueno, no creas que siempre le da frialdad a las fotos en color. Yo tengo un ejemplo de la misma foto sin flash y con él. Sin el flash, me salían los azules y los verdes muy saturados, y por tanto muy fríos, mientras que los blancos se notaban demasiado y había sombras horribles. Por el contrario, cuando usé el flash, los azules y verdes se suavizaron, y los tonos claros y oscuros se equilibraron, por lo que el conjunto de la foto quedó muy cálido y agradable.

    Aunque sabía que podía conseguir ese resultado, la verdad es que me salió de papa. Por eso digo que es bueno saber usarlo conscientemente.

  10. 21 mayo 2009 2:42

    Por cierto, el ejemplo, aquí:

    Rosas

Trackbacks

  1. Cosas de casa III « Retablos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: